Cómo evitar el bumping

El bumping es uno de los sistemas más usados para robar en las viviendas por los ladrones, por ello siempre hay que intentar tener una buena seguridad contra este tipo de ladrones. El bumping es un sistema muy sencillo de hacer para abrir viviendas, por ello hay que tener siempre medidas de seguridad para evitar la entrada de intrusos.

¿Qué es el bumping?

Cuando empieces a conocer cómo funciona el bumping vas a entender porque hay que tener seguridad antibumping en la cerradura, por ello te vamos a explicar en qué consiste.

El bumping es una técnica muy usada por los cerrajeros para abrir puertas, ya que se mete una llave maestra o modificada en la ranura y se da unos golpes. Esto ocurre hasta que la cerradura queda abierta.

Hace más o menos una década este era uno de los sistemas más usados para abrir cerraduras, ya que se puede abrir cualquier puerta sin este tipo de seguridad en menos de 30 segundos. Una persona cualificada podía hacerlo rápidamente, por lo que los ladrones usaron este sistema también para abrir cerraduras.

¿Qué hay que saber del bumping?

Esta técnica solo se usaba por los cerrajeros para abrir puertas a los clientes, pero a partir del 2002 empezó a ser un problema de seguridad en las viviendas, ya que se hizo muy popular por los ladrones.

En estos años ha crecido también los tutoriales en internet para abrir puertas con esta técnica, además de que se pueden conseguir sin problemas muchas de las herramientas profesionales para abrir puertas en una ferretería.

En la actualidad cerca del 90% de las puertas y cerraduras se pueden abrir a través del método del bumping, por lo que siempre hay que tener en cuenta este tipo de seguridad para proteger la vivienda. Cada vez más personas toman medidas contra este tipo de intrusos, que usan un método de cerrajería para entrar en el interior.

Aunque es una técnica que parece sencilla, hay que tener muchos conocimientos para hacerla correctamente, ya que pueden llegar a hacer mucho ruido, por lo que alertaría a los vecinos. Por ello, hay ladrones que han estado practicando mucho tiempo para ser lo más rápidos posibles con este tipo de sistema.

Las llaves con las que se realiza el bumping se pueden encontrar fácilmente en cualquier ferretería, por lo que todos los que quieren aprender pueden hacerlo sin problema.

¿Merece la pena cambiar la cerradura?

Sí que merece la pena cambiar la cerradura, sobre todo si tienes una antigua y te preocupa que puedan abrir la puerta y robar cuando no estés. Por ello es importante cambiar la cerradura para ponérselo más difícil a los ladrones, que no saben que encontraran una vez que abran la puerta.

Lo mejor es instalar este tipo de cerraduras, aunque tengas que ahorrar un poco de dinero para invertirlo en la mejor seguridad, así evitarás muchos robos en la vivienda.

¿Qué cerradura antibumping comprar?

Siempre hay que mirar las mejores marcas recomendadas por cerrajeros, además de ver si tiene otros tipos de seguridad. Por ello siempre tienes que buscar cerraduras que estén fabricadas por marcas de confianza, ya que así no caerás en ofertas demasiado económicas que sean una estafa.

Siempre hay que proteger el bombín con un buen escudo, ya que así el ladrón no conocerá la marca de la cerradura, por lo que no sabrá que método usar para abrirla. Es un tipo de seguridad cada vez más recomendada, por lo que no dudes para evitar que los ladrones también puedan abrir la puerta.